domingo, 14 de diciembre de 2014

La Perfeccion

Que irónico que la perfección no exista, pero aún así existe la palabra.


  Cuando leí esta frase por primera vez me quedé pensando por un largo rato. La frase tiene mucha razón, pero no fue eso lo que más me llamó la atención. ¿Si la perfección no existe por qué existe la palabra? Me hice esa pregunta y todavía sigue dando vueltas en mi cabeza. Todas las palabras que sabemos existen, sean raras o no, existen. Muchos dirán que la perfección si existe y yo digo que no existe. Para mí no existe porque nada es completamente perfecto, ni una persona, ya que todos tienen sus defectos; ni un dibujo, ya que siempre va a ver una linea trazada mal, ya sea para el artista o para el observador; ningún juguete es perfecto; ni un electrodoméstico; absolutamente nada porque siempre va a ver algo o alguien que le encuentre el más mínimo defecto, aunque para muchas personas (incluyéndome)lo único verdaderamente perfecto es Dios.
  A mi no me gusta la perfección, porque si encontrara algo perfecto me aburriría. Me gustan los defectos, pero no todos. El defecto es lo que realmente nos hace personas, humanos. Nos podemos reír del defecto de uno mismo o de otra persona, pero sin lastimar al otro. Yo tengo defectos, y creo que son los que me hacen ser realmente lo que soy. Aprendí a quererlos o, por lo menos, a aceptarlos y a no quejarme si no hago nada para cambiarlos.
  Muchos adolescentes caen en depresión, están anoréxicas, bulímicas, se drogan, se suicidan, etc, simplemente por una palabra (que vaya a saber quien la inventó), que su concepto no existe. Es algo horrible, porque la sociedad, nosotros, hacemos que esa palabra tenga cada día más fuerza y aunque muchos tratamos de ir en contra es muy difícil de lograrlo, de combatirlo. Por hay muchos lo ven como algo hermoso pero para mi es una palabra destructora.

   Y todavía sigue dando vueltas en mi cabeza...