jueves, 8 de octubre de 2015

El último adiós.

Últimamente me he puesto a reflexionar sobre lo efímeras que pueden llegar a ser las personas.
Muchas veces pensamos que esa persona siempre estará con nosotros pero no es así, nos confiamos demasiado de que despertaremos al día siguiente, pero la vida no es más que un soplo de arena y que en cualquier momento puede esparcirse.
Diré algo que muchos saben; la muerte de alguien a quien quieres es dolorosa en especial cuando tenias cosas que decirle pero ya no puedes, te quedas con ese resentimiento, ese dolor.
Pero esa persona sabe que para mi no a muerto, estará siempre en mi corazón, todos somos conscientes que es la ley de la vida.
Quiero decirle ahora que se encuentra haya en el cielo, que siempre te quise, que me perdones por no ser muy unida a ti, porque no conociste a mi hermana; pero no te preocupes que pronto nos veremos allá.
Pero me han dicho que el tiempo todo lo cura, espero con el tiempo llenar ese vacío; te quiero esperare el dia en que pueda reencontrarme contigo...